All posts filed under: 51 curriculum vitae

Olvida la cover letter. La pain letter seduce más

Decíamos ayer que los dolores de los empresarios iban a ponerse de moda y así lo refrenda una publicación tan sensible a las tendencias como Fast Company, que anuncia la sustitución de la carta de presentación adjunta al CV, cover letter, por una carta de dolores, pain letter. El furor cliente-céntrico en el que nos encontramos ha llegado a la carta de presentación. No entendemos por qué lo habíamos abandonado. Eva, en su carta de presentación a Adán, le decía ‘eres alto, eres guapo, eres listo”. En la era del YO S.A. nos ha dado por seducir empleadores con cartas del tipo ‘soy #alt@, soy #guap@, soy #list@’, pura estrategia de producto, pura futilidad. Al empleador, que le zurzan. Luego nos quejamos de que quieran automatizar los trabajos. La vuelta al cliente-centrismo permite desempolvar fórmulas menos románticas pero más agradecidas: ‘del empleador hasta los dolores’ y ‘darle donde más le duela’, que traducido a trabajo adicional supone investigar los problemas de la empresa o departamento y proponer algún remedio a los directivos contratistas. Y ese trabajito, entre tanto buscador mirándose al espejo, pega, claro que pega. Toma nota del …

Esto no es una foto, sino un cuadro de Diego Gravineses

Vamos diciendo por ahí: ¿Estará superado ya el curriculum vitae?

Manuel Díaz Aledo ha planteado este apasionante tema en el grupo Directivos de España de Linkedin: ¿Está superado ya el curriculum vitae, en la forma habitual que se emplea en la búsqueda de trabajo, o sigue siendo elemento fundamental? ¿Otras alternativas? A nosotros se nos ocurre que tenemos una afección enfermiza al CV, más los candidatos que los reclutadores. Pero el problema no es el formato, es el contenido. Dos folios dan para mucho, listar títulos y condecoraciones, mostrar lo grande que tienes la experiencia, y muchas otras formas de exhibicionismo para un diálogo de sordos con el empleador. También se puede vender una propuesta de servicios: sólo eso, aunque en la parte superior ponga CV. Se puede mostrar al empleador que entiendes su necesidad puntual, tu experiencia creíble y qué solución le propones pretendidamente diferente o mejor que la del montón de CVs con los que compites. Si no te cabe todo en dos folios, se lo repartes en una carta de presentación y un enlace a un blog, por ejemplo, donde cabe todo. ¿CV? …

CVs para conseguir trabajo (y II)

Decíamos ayer que para conseguir trabajo primero hay que encontrarlo y después conseguirlo. Una vez que has confirmado que ese trabajo en el que tienes experiencia y pocos competidores existe a una distancia razonable de tu casa y tienes encima de la mesa una oferta de trabajo concreta, sea un anuncio público o una propuesta privada, es el momento de pasar a elaborar tu CV para conseguir trabajo (CVPCT), ese trabajo, no antes. Un CV donde se habla de otro El primer punto a tener en cuenta es que un CVPCT es muy distinto a un CV para pedir trabajo o a un CV perfecto. En un CVPCT no puedes hablar de ti, yo, yo, yo, como un adolescente, por si a alguien le gustas, no. Hablas a un empresario, con una necesidad concreta y ninguna gana de darte un sueldo, y le cuentas o insinúas cómo le vas a resolver esa necesidad mejor que tus rivales. La diferencia de enfoque es notable ¿lo ves? Un CV para seducir Un CVPCT comparte con los otros …

CVs que consiguen trabajo

Esta vez no vamos a hablar de CVs perfectos sino de CVs para conseguir trabajo. Con un CV no se encuentra trabajo. En España hay mucho más de 6 millones de escritores de CVs y un montón de empleadores buscando profesionales y todos se quejan de que no encuentran. Así que primero vamos a encontrar el trabajo y luego vamos a conseguirlo. Trabajo ¿seguro? Trabajar es una forma de conseguir dinero pero hay otras. Esta es la vía del esfuerzo diario a cambio de una nómina, unas comisiones o unas tarifas que no siempre se cobran. Existen vías más rápidas de hacer más dinero o vías más tranquilas de conseguir menos dinero. Si se te cruzan las distintas posibilidades es probable que se te pase el arroz. Tu opción por la vía del trabajo ha de ser definitiva, sin rencores hacia Eva la de la manzana, a riesgo de sentirte el capullo de tu familia, ciudad o nación, con total conciencia de que vas a entrar en la minoría que mantiene a una mayoría. Así que …

“Con este curriculum encuentras trabajo, seguro”

No sabemos si a vosotros os parece exagerada o no la devoción que todavía existe al curriculum vitae. A nosotros, mucho. Hay exceso de escritos y refritos sobre el CV perfecto y demasiado atrevimiento. En los cursos para parados, por lo visto en algunos vídeos, el interés central son los aspectos formales del CV. En nuestro blog las entradas sobre el tema están entre las más leídas. Hay una demanda tremenda por todo lo relacionado con el CV que se alimenta con oportunismo en internet. Se publica lo que se espera oir.

La estigmatización del desempleado

“Desempleado” es un término desafortunado, no tanto como “parado”, pero desafortunado. “Internauta” también. Eso qué es ¿un enfermo que no se despega de Internet? La abuela que gracias a los avances de la tecnología encarga la compra al supermercado por Internet ¿es internauta? Si casi todos manejamos Internet diariamente deberíamos eliminar el término ya, esta tarde mismo, porque ha perdido la capacidad de señalar un hecho singular. De la misma forma, si en España casi todos, gracias a los avances de la tecnología entre otras razones, alternamos fases de empleo y de desempleo y es imposible que todos estemos en la fase de trabajo al mismo tiempo, deberíamos eliminar el término “desempleado” ya mismo, esta tarde. No denota nada singular y encima se estigmatiza al individuo en fase desocupada.

El CV perfecto, ¿sólido, líquido o gaseoso?

El CV perfecto ha superado al sexo de los ángeles en los trending topics de la historia. Es uno de los contenidos de relleno preferidos en la red. En Google, 445.000.000 de entradas en 0.06 segundos. 2 por cada uno de los parados del mundo. La velocidad con que aumentan éstos sugiere que esas entradas pueden estar mal enfocadas. No leas todas. Para empezar se puede vivir con una comida al día pero no con un sólo CV. Como las industrias del calzado y del vestido han demostrado, necesitamos uno para cada situación. Y si lo quieres para encontrar trabajo entonces vas a necesitar ampliar conceptos. El CV sólido Es el que la mayoría de los tratadistas suelen predicar. Un CV único, todo terreno. Orientado al pasado, un CV-archivo. Largo, cuanto más información más posibilidades de que te descarten. Preocupado por el formato. Cuántos habrán sido descartados por el engorro del formato europeo. Qué hacer ante recomendaciones como que ‘debe aportar valor añadido’. ¿No basta con aportar valor o añadirlo? ¿Cómo aporta valor un CV? …

La edad de oro del curriculum vitae

El curriculum vitae está viviendo uno de sus momentos de máximo esplendor como herramienta de marketing personal. Curiosamente, se lo debemos a las redes sociales, que pretendidamente venían a enterrarlo. Linkedin y Xing son hoy los mayores almacenes de curricula después de Infojobs. A estas redes sociales les debemos un avance histórico en la consideración pública del CV. Antes subir o actualizar el CV en Infojobs era una infidelidad a la empresa. Hoy es casi más sospechoso no tener el “perfil” en Linkedin. En el “amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”, algunos empleadores han pasado de Dios a prójimos. Publicar el CV ya no es pecado. Pero puede ser una pesadilla. De hecho, mucha gente nunca lo publicará. El problema de sacar a la luz un CV, o la actividad social o los escritos de más o de menos de 149 caracteres, no es sacarlos  o no y dónde sino qué sacar. Las cosas no han cambiado mucho con la llegada de los medios sociales. Ahora hay …