00 AUTOGOBIERNO, autoservicio
Dejar un comentario

Ud. ya tiene un negocio

Esto es tener un día fatídico y funesto. Un privilegio nuestro.
No es por molestar, pero ud. ya tiene un negocio, aunque sea con nómina.
Cómo nos gustaría decirle que con un CV o un Linkedin tendrá todo resuelto.
Pero no, nos da que tiene todo un negocio encima, entero.
Y si solo gestiona una parte, el marketing, que ahora parece obligatorio, o el producto, o lo que sea, andará cojo.
Fíjese si no.
Ud. ya tiene unos clientes. Jefes, compañeros y usuarios internos también son clientes. Mucha gente vive con la ilusión del cliente único, su jefe. Cualquiera de los anteriores te puede despedir.
Con unas demandas. Las demandas del mercado, así, en ampuloso, le serán más familiares como concepto pero las de sus clientes, sean imposiciones, favores pedidos o caprichos, uno a uno, las del día a día, están más próximas a su supervivencia.
Las demandas del jefe, ese personaje, ¿verdad?
También tiene una oferta de servicios más o menos orientada a esas demandas.
Y unas entregas de esa oferta. Prestaciones, entregable, servicio, desempeño… ¿Recuerda su marketing? El marketing es a la entrega como la ficción a la realidad. Ofertas las crea cualquiera, hay asesores, pero entregas, lo que se dice entregas… Ahí, ahí nos la jugamos. Las entregas no son automáticas ni ideales, como el marketing; todas diferentes y más o menos aceptadas por “el” cliente y el resto de usuarios.
Se nos olvidaba. También tiene unos competidores. Los robots allí lejos, todos sus colegas de Linkedin más cerca, aquí dentro el junior y el que fue postergado cuando ud. entró, el sobrino de…, etc. Todos con poder de influir en el interés de su cliente por su oferta.
Volvamos a las entregas tras digerir a estos últimos. La aceptación de sus prestaciones por su cliente equivale a ingresos y a más ingresos, en forma de ampliación de servicio, renovación de contrato, cambio de precario a precario fijo… Ingresos que pueden superar a los gastos y prolongarse en el tiempo de forma sostenible para ud. y los suyos. ¿Es bonito, verdad? ¿La esperanza? No, la gestión.
Hoy estamos absorbentes. Volvemos al ataque.
Usted ya tiene un negocio aunque lo tenga desorientado o sea una ruina,
aunque desconozca o no reconozca a sus clientes internos y externos y a sus competidores,
aunque ignore las demandas de todos ellos, sean jefes, compañeros, usuarios, vecinos…
aunque sus servicios no sean necesarios, ni competitivos,
aunque su marketing personal no llegue a sus clientes y su oferta confunda,
aunque sus intentos de venta sean egocéntricos,
aunque todavía no genere ingresos superiores a sus gastos,
aunque nada de lo que aquí está leyendo le recuerde a su práctica profesional.

Y tiene unos recursos

Lo mejor de todo es esto, que Ud. tiene recursos para gestionar su negocio.
Recursos personales, profesionales, intelectuales y emocionales.
Que los puede dejar en barbecho, dilapidar, o dedicar a entender los negocios, a dirigir el suyo y a dejar de servir los ajenos.

Puede entender que sin demanda no hay venta y entender la que ud. puede satisfacer
Conocer a los profesionales, servicios y negocios que compiten con ud. y le están echando o pueden echarle del mercado.
Ajustar sus servicios a esa demanda y competencia y desarrollar otros nuevos, sin necesidad de diferenciarse.
Hacer un marketing eficiente a sus clientes y mejorar sus técnicas de venta, como todo el mundo.
Y entregar los servicios comprometidos como ha prometido o superarlos. Esto sí que es diferenciarse.

 

 


|  Siguiente >

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s