redes sociales y empleo
Dejar un comentario

Tus habilidades transferibles, la puerta a tu éxito profesional

Nos entretiene mucho la facilidad con que las redes sociales admiten de forma completamente acrítica todos los excrementos de los múltiples negocios que navegan por ellas. Habría que utilizar el término impunidad para calificar la publicación de contenidos que se hace.

La impunidad tiene ese lado social que rebaja la gravedad del término. Las redes son primero sociales, en el sentido de que lo que publique mi sobrino, mi pareja o el “influencer” al que quiero que se me asocie, está exento de crítica, me va a “gustar” sea lo que sea, no me voy a estar a leerlo.

¿Será así como se ha colado este artículo sobre habilidades transferibles? Sólo si se espera que nadie lo vaya a leer se puede colocar en el titular lo de “tu puerta al éxito profesional”. Hay que agradecer que no sea el “han venido para quedarse” o el “¿te las vas a perder?”

Para el párrafo siguiente vale cualquier otro “concepto” del área. No hace falta que tenga relación con lo explicado. Ya habrán retuiteado el titular. Si alguno lo lee y se encuentra con la teoría de los fracasos en serie como base del éxito profesional, que se fastidie, por metijoso.

Y para el siguiente párrafo, relájate, porque hasta ahí, seguro, seguro, seguro que nadie llega. Copia-pega cualquier cosa, o invéntatelo, engendra el feto de tu próximo estilo literario, “sal del sofá para abrir la ventana y ver qué hay ahí fuera, vuelve al espejo, en qué somos buenos, ahora viene el paso decisivo, con estos 2 puntos de vista planeamos la estrategia, ¿cuáles de nuestras habilidades son importantes o imprescindibles y hacia dónde queremos llevar nuestro presente? La intersección que hallaremos entre estas dos cuestiones no será una ingle sin depilar, será la clave, has encontrado tus habilidades transferibles” o “descubre nuevas formas de tomar fruta y verdura para llevar una alimentación completa y equilibrada” o “parece una idea de una novela de fantasía, pero cada vez se conocen más especies de tortuga capaces de vocalizar y transmitir mensajes, de “hablar”.

Tras esta vulgar introducción puedes estar tentado de ir a ver quién ha retuiteado este contenido. De verdad, no merece la pena, despega tus ojos de la pantalla, el cielo o la luna de tu barrio son preciosos, descansa tu vista. Tu clic alimentará este negocio, un sólo clic es más tráfico. Tu inhibición, en cambio, será una acción socialmente responsable y detergente contra el contenido basura. Amen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s