clásicos McCormick, curriculum vitae
Comment 1

El CV perfecto, ¿sólido, líquido o gaseoso?


El CV perfecto ha superado al sexo de los ángeles en los trending topics de la historia. Es uno de los contenidos de relleno preferidos en la red. En Google, 445.000.000 de entradas en 0.06 segundos. 2 por cada uno de los parados del mundo.
La velocidad con que aumentan éstos sugiere que esas entradas pueden estar mal enfocadas. No leas todas. Para empezar se puede vivir con una comida al día pero no con un sólo CV. Como las industrias del calzado y del vestido han demostrado, necesitamos uno para cada situación. Y si lo quieres para encontrar trabajo entonces vas a necesitar ampliar conceptos.

El CV sólido

Es el que la mayoría de los tratadistas suelen predicar. Un CV único, todo terreno. Orientado al pasado, un CV-archivo. Largo, cuanto más información más posibilidades de que te descarten. Preocupado por el formato. Cuántos habrán sido descartados por el engorro del formato europeo.

Qué hacer ante recomendaciones como que ‘debe aportar valor añadido’. ¿No basta con aportar valor o añadirlo? ¿Cómo aporta valor un CV? Un CV ¿aporta o insinúa? Que ‘transmita tu objetivo profesional’. ¿Urbi et orbi? ¿Y si tienes varios? Para concurrir a ofertas tu objetivo al ofertante le importa un bledo, le importa el suyo. Que ‘transmita tus puntos fuertes’. ¿Tus puntos fuertes o tus puntos fuertes para algo? ¿Quiere decir que ‘seas bueno’?

El caso es que un archivo de experiencias y formación hay que tenerlo. Llámalo CV-base, inventario, cómo llegué a ser un triunfador o un piltrafilla. Desahoga ahí tus job descriptions, lo que debías haber hecho y lo que hiciste, tus logros y los que reconocieron tus jefes, tus enfoques y progresos, etc. Para que no te olvides de nada. Además, rúmialo. La perspectiva del momento se queda antigua a los cinco minutos. Esos mismos hechos pueden tener un significado y un valor diferente desde perspectivas y lenguajes actuales.

Hay que tenerlo, pero en casa. Sacarlo al público es un triste ejercicio de narcisismo o masoquismo ajeno a la lógica del mercado de trabajo. Puede convertirse en testamento o certificado de defunción, o en una explicación de que tienes lo que te mereces, pero difícilmente en un trampolín para cambiar de sitio.

Los CVs gaseosos

Desde la aparición de las redes sociales tenemos que manejar la coexistencia y coherencia de un perfil público con muchos privados, para ofertas de empleo, candidaturas espontáneas, marketing privado… Ambos comparten el mismo objetivo y medios: conseguir una entrevista insinuando adecuación y, si puede ser, hasta excelencia. A ambos les afecta el ‘quien mucho habla mucho peca’ o cuanta más información más posibilidades de que te descarten. La insinuación sintética de adecuación es un rollo, un lenguaje poco habitual en el que te puedes perder y que los mismos preparadores de CVs resuelven con fórmulas hechas y lugares comunes. En cuanto te descuidas te puede quedar un CV gaseoso y eso se puede perdonar algo en el perfil público, pero no en el CV privado.

En la oferta de empleo suele haber una parte hard, la experiencia y formación, y otra soft, las competencias. Uno de los riesgos es la textualidad. La descripción directa de la experiencia requerida en la oferta para garantizarse la adecuación puede quedar como un ejercicio formalista, sin vida, sin mordiente, que puedes empobrecer con unos logros que sólo son funciones. No te digo nada de las competencias. Limitarse a enumerar las requeridas en el anuncio o las más obvias, no sólo es textualidad, es candidez. Un reclutador espera algo más de juego que la vía directa, espera alguna información que le haga sospechar por sí mismo que tu autodefinición no es de libro. Si además le plantas un objetivo tópico o una vaciedad como ‘encontrar una organización donde poder aportar y desarrollar mis conocimientos y experiencia’ tu CV pasará a la lista de CVs gaseosos, los que no dicen nada que no se espera oir, que son muchos. Con las cifras de candidatos por puesto que se manejan actualmente no es la mejor forma de situarse en primera fila para una entrevista..

Los CVs líquidos

Puede que convenga liquidar los CVs. Be water, my friend. Los CVs líquidos dan más trabajo, pero ¿no es eso lo que quieres?

Un CV líquido se actualiza frecuentemente, no para aparecer en las actualizaciones de Linkedin ni para agotar las noticias de tu pasado, sino en función de los cambios en la oferta actual de empleo en tu sector. Estamos hablando del ejercicio de ‘autoselección’ que describíamos en otra entrada y que te recomendamos hacer trimestral o cuatrimestralmente. Ese raspado periódico de tu nicho laboral te mantiene al día en cuanto a vocabulario, conceptos y servicios, te permite actualizar y reevaluar tu inventario de experiencias, tu catálogo de oportunidades posibles y tus objetivos.

Un CV líquido se actualiza para adaptarse a ese o esos objetivos profesionales. Defínelos en el titular de Linkedin, en otro sitio o sólo en tu cabeza, pero desvincúlalo del puesto actual o del último. Desátate de tu pasado. No te divorcies, sólo desátate. Reescribe tus experiencias con el lenguaje y conceptos que acabas de encontrar, ignora tus tarjetas de visita, habla como si ya hubieras conseguido tu objetivo. Es la mejor forma de transmitir éste, insinuando, convenciendo, no nombrándolo.

Un CV líquido se reescribe para cada búsqueda, sea por anuncio, por contactos o por lo que sea. De cajón. Tira de tu inventario de experiencias, responde punto por punto a los requisitos. Cada búsqueda es un intento de seducción, no un concurso de belleza. Si les interesa tu vida ya tendrás tiempo de contársela. Ahora, céntrate en sus intereses y requisitos y habla en su lenguaje.

Un CV líquido no necesita formato. El formato también es mensaje. Pero si tu intermediario todavía no se ha liquidado pónselo todo en una hoja, no más.

Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: Conversaciones sobre empleo en la Red (63)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s