colaboraciones
Comment 1

Ahora coachplacement

acantilados-10

En el ámbito profesional es cada vez más frecuente oír hablar de los servicios de Outplacement. El Outplacement es un servicio, prestado por compañías especializadas, para ayudar a un trabajador despedido a encontrar un nuevo trabajo.

Desdramatización de la situación, análisis profesional, talleres de formación para enseñar a hacer un currículum, cómo presentarlo, cómo lanzarse al mercado del trabajo, cómo conducir una entrevista de trabajo, etc., son parte del proceso y de las herramientas que habitualmente se utiliza en un programa de estas características.

Un poco menos frecuente, pero cada vez es más común encontrar en la mente de muchos profesionales que apuestan por sus carreras, el Coaching, entendido como un servicio de acompañamiento personal para ayudar a identificar, fijar y a alcanzar con éxito objetivos personales y profesionales.
En general las compañías contratan a Coaches para que ayuden a “crecer” a su gente con talento dentro de la empresa. En metodología coaching, el Coach utiliza la pregunta como arma para provocar la reflexión del profesional sobre qué está haciendo y qué podría hacer; dónde está ahora y a dónde quiere llegar. En definitiva, se catapulta al coacher para que salte barreras construidas, a veces, por sus propias creencias mal fundamentadas.
En mi experiencia como gestor y consultor de Compañías de Outplacement, en infinidad de ocasiones me he encontrado con candidatos que buscando un nuevo proyecto profesional, más allá de encontrar dificultades en el mercado laboral o encontrar problemas a consecuencia de su edad madura, han encontrado como principal enemigo sus propias creencias autolimitantes para encontrar trabajo.
“Mi sector está muy mal”. “Aquí sólo se despide, ya no se contrata”. “A mí, con mi edad, ya no me va a llamar nadie”, etc. Son sólo algunas de las lamentaciones que se escuchan.
Naturalmente que la edad, para determinadas posiciones, puede dificultar el encuentro con un nuevo proyecto, pero sólo en determinadas ocasiones y por tanto no podemos dejar que se convierta en un lastre de nuestra búsqueda.
De nada sirve el mejor consejo de Outplacement, ni el mejor curriculum, ni la mejor presentación, si uno no cree en sus posibilidades.
De una manera natural y haciendo uso de mi formación y experiencia como coach, he mezclado ambas disciplinas, Coach y Outplacement, con un resultado extraordinario: Coachplacement.
El Coachplacement se basa en un programa que además de enseñar técnicas de búsqueda de empleo prepara emocionalmente a los candidatos ayudando a modificar aquellas conductas que limitan la búsqueda de trabajo.
Muchos de los candidatos que encuentran un nuevo empleo fracasan en su integración en el nuevo entorno empresarial o como poco no se declaran del todo satisfechos. Sin embargo, un coaching de integración adecuado al inicio de este periodo garantiza la consolidación en el nuevo puesto de trabajo, siendo ésta la última fase de un programa de coachplacement.
Demos pues paso a este servicio que se revela como la mejor herramienta de acompañamiento del profesional en búsqueda de empleo.
Por: Jorge Salinas
Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: Coachplacement, un nuevo concepto - Senior Manager

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s